Gracias por visitarnos

ultra  En busca de nuevos mundos

Principal / Astronomía / Al Sur del Universo

AL SUR DEL UNIVERSO TE CUENTA: En busca de nuevos mundos

Dalila Giampalmo

Casi diariamente llegan noticias a los medios de comunicación de todo el mundo, sobre las acciones y los descubrimientos de las sondas espaciales que desde hace cierto tiempo están surcando el espacio con destinos puntuales. La Mars Express investigando al planeta Marte, y la Cassini viajando hacia Saturno, planeta con el cual tendrá su mayor acercamiento el próximo mes de Julio, son solamente dos de ellas, pero paralelamente se hacen muchas otras investigaciones que impulsan el descubrimiento de cosas sorprendentes.

Hoy quiero comentarles sintéticamente algunas de esas otras investigaciones que no tienen tanta prensa, pero que revisten gran importancia en el mundo de la ciencia. Dos investigadores, Debra Fischer de la Universidad de California, y Jeff Valenti del Space Telescope Science Institute, descubrieron recientemente, que las estrellas cuya composición es rica en materiales pesados como los metales, tienden a formar planetas a su alrededor.
Los citados investigadores realizaron una comparación entre 754 estrellas cercanas del tipo de nuestro Sol, y hallaron que varias de ellas ricas en hierro y otros metales, poseían grandes probabilidades de estar secundadas por planetas. Hasta el año pasado, los astrónomos en general coincidían en la idea de que solamente un 5 por ciento de las estrellas del universo tendrían planetas, pero a la luz de las nuevas investigaciones, esa idea sería errónea. Al respecto Debra Fischer comentó: " ahora podemos decir con bastante certeza, que aquellas estrellas en cuya composición exista mayor porcentaje de metales pesados, tienen 5 veces más posibilidades de "engendrar" planetas que las orbiten, y de hecho, luego de haber estudiado mas de 700 estrellas ricas en metales pesados, encontramos que el 20% de ellas poseen planetas alrededor. Esto es realmente asombroso".

El hierro y otros elementos más pesados que el helio, son creados por reacciones de fusión que acontecen en el interior de las estrellas, y son arrojados al medio interestelar cada vez que una estrella cumple su ciclo evolutivo y termina su existencia como supernova. Debido a ello, durante la temprana historia de nuestra galaxia Vía Láctea, los metales eran aún elementos muy escasos y raros; sólo comenzaron a ser más abundantes a medida que las estrellas finalizaban su existencia y "sembraban" el espacio con todos esos elementos pesados mediante colosales explosiones, impulsando de ese modo la futura formación de planetas. Las estrellas existentes hoy día tienen, gracias a los miles de millones de años de evolución transcurridos, muchas más probabilidades de formar planetas a su alrededor.

Siguiendo con este tema, les cuento que recientemente otro equipo de científicos ha logrado medir con precisión, la masa del planeta más viejo en la Vía Láctea, hasta ahora conocido. Esto fue posible gracias a las excelentes prestaciones del Telescopio Espacial Hubble. El citado planeta, tiene una antigüedad estimada en 13 mil millones de años!, es decir casi tres veces más viejo que La Tierra. Se formó alrededor de una estrella de características similares al Sol, que a su vez, surgió apenas unos mil millones de años después del Big Bang. El científico Steinn Sigurdsson de la Universidad de Pensilvania, manifestó: "las mediciones realizadas gracias a nuestro querido telescopio Hubble, ofrecen la asombrosa evidencia que el proceso de formación planetaria, comenzó mucho más temprano de lo que se suponía, ya en los primeros tiempos del Universo, y que fue posible pese a que en dichos inicios, aún existía escasa cantidad de metales pesados disponibles para la gestación de planetas".

Así es la Ciencia; cada nuevo descubrimiento, cada nueva idea, cada nueva revelación, nos dan la pauta de que nada es definitivo; en la ciencia no existen las verdades eternas, siempre hay lugar para la duda y la autocorrección. Tal es el más puro espíritu de los hombres y mujeres de ciencia: observar, maravillarse, preguntarse, e intentar hallar respuestas.