Gracias por visitarnos

El examen de cívica...
PrincipalÍndice Para Pensar

Jaimito, un pibe de 10 años, estaba muy preocupado. Debía dar un examen de Cívica al otro día y no lograba entender como funcionaba, como se interrelacionaban los distintos actores de un país.

    Su padre al notarlo bajoneado, y luego de preguntarle el porqué de ese ánimo, lo alentó diciéndole que entendería bien el concepto de como funciona un país si lo comparaba con su familia, y comenzó a explicarle.

- Un país funciona como una familia Jaimito. Los roles de cada uno de sus integrantes son similares, veamos:

  • Yo, dijo el padre, soy el que aporto el dinero para que funcione la familia, soy como el capital en un país.
  • Mamá es la que es la que administra y reglamenta el funcionamiento del hogar, es como el gobierno en un país.
  • Vos Jaimito sos el pueblo
  • Tú hermano bebé es el futuro
  • María, nuestra empleada doméstica, es la clase trabajadora   
  • Los abuelos son la justicia

Entendiste hijo?, preguntó a Jaimito.

Si papá, contesto contento, comparándolo con la familia es fácil !!!

    Durante la noche cuando todos estaban durmiendo, a Jaimito lo despierta el agudo llanto de su hermano que se había hecho caca encima.

    Se levanta para avisarle a su madre, cuando abre la puerta del dormitorio de los padres ve que en la cama está solamente su madre a quien le es imposible despertar, ni aún sacudiéndola insistentemente...

    Decepcionado se dirige al dormitorio de sus abuelos para buscar ayuda, cuando pasa por el de la empleada domestica ve perplejo que el padre está manteniendo relaciones sexuales con la misma...

Golpea la puerta, cerrada con llave, del dormitorio de los abuelos sin obtener respuesta...

Cansado y con mucho sueño regresa a su dormitorio, se tapa la cabeza con la almohada y trata de dormir...

Al otro día en el colegio en su examen escribe:

Tema: "Como funciona nuestro país" El capital goza aplastando a la clase trabajadora, quien gime se retuerce y grita, mientras el gobierno esta dormido y no hay forma de despertarlo, la justicia no contesta los insistentes llamados del pueblo, quien anda de un lado a otro desesperado e impotente al ver el futuro cagado.